Como Hacer Cortinas Para Cocina

A veces sentimos la tentación de tener algo nuevo en nuestra vida, algo más sencillo y diferente, que lo veamos y nos resulte algo encantador y por fin dejar de observar diariamente aquellos con lo que llevas más de tres temporadas y simplemente quieras arrojarlo a la basura en un desespero. Pero tranquila, no te desesperes que para todo hay soluciones.

Nuestra cocina es un ambiente precisamente para eso, cocinar; sin embargo, la queremos mantener linda y pulcra siempre. Nos suele molestar la vista que tengamos algunos espacios en ella sin nada que los cubra, ni una puerta ni una manta ni nada que se asemeje y pueda cubrir aquellos que nos desespera ver.

Muchas personas recurrimos al uso de cortinas de cocina, que pueden conseguirse en cualquier tienda que venda telas, pero nos topamos con precios muy elevados por un par de ellas, considerando que muchísimas cocinas necesitan más que un par. Por lo que recurrimos a mandarlas a hacer, comprando la tela y buscando a cualquier costurera que nos cumpla el capricho, pero ¿por qué no hacerlas nosotros mismos?

                       cortina clasica para cocina

No es tan complicado, aunque sí puede costar al nunca haber hecho algo por el estilo antes. Sin embargo, ahorrarías muchísimo poniendo de tu propia mano y siendo como quieres que sea sin tener que darle mil vueltas a una única explicación para que así alguien te medio entienda y haga la mitad de lo que le explicaste. Así que vamos a ver.

Considerar los espacios

Si bien queremos que nuestra cocina se vea bien cubierta, debemos medir cada espacio que queramos tapar. Sean los estantes de las ollas o el sitio donde colocas los vasos y los platos, o tal vez donde dejas los envases y los boles. Dependiendo de cuánto te dé la suma de las medidas, te vas a comprar la cantidad de tela exigida y hasta un poco más, por si a las dudas.

Si en tu cocina también hay ventanas, puedes aprovechar de cubrirlas también con el mismo tipo de tela con las que harás las cortinas de todo lo demás. Se verá bastante bien y combinado.

Escoger la tela

Lo siguiente será ver cada tela que te llame la atención y pensar muy bien cuál iría de maravilla con el ambiente de tu cocina. Ojea con detenimiento cada detalle de la tela, los estampados, los tejidos, si tiene lentejuelas u otro bordado que pueda caérsele al poco rato. Evita sobre todo eso último.

Recuerda que es para tu comodidad y la diferencia del área de cocina, es algo que verás diariamente sin poder evitarlo, así que la tela que elijas tendrá un impacto algo fuerte por unos cuantos meses si no te llena lo suficiente. Ten paciencia, no elijas apresuradamente.

El corte

Es aquí cuando ya la tela es seleccionada y está lista para pasar por las tijeras, cortando un par por espacio. Para estar seguros, mide de nuevo cada uno de los espacios y ve cortando uno por uno con algunos centímetros de diferencia en cada lado.

Por ejemplo, si el espacio mide 50cm x 50cm, entonces procuremos que en lugar de 50cm en cada lado, sea un 55cm, o un 57cm por si acaso. No es para desperdiciar tela, sino que hay algo llamado ruedo y es necesario para que la tela no se vaya descosiendo con el tiempo.

Las costuras

Cuando ya sea hora de comenzar a coser, puedes empezar con los ruedos que mencionamos anteriormente, pero solo por tres lados y de manera muy superficial, solamente para sostener, por así decirlo. El último lado, nos preocuparemos por hacerle una especie de agarre con hilos o con sobrantes de la misma tela para poder sujetarlo del tubo donde permanecerá guindada.

Siempre mantén precisión al momento de coser, sea a mano o con máquina. Si lo harás a mano, no te adelantes a los hechos y ten calma, si quieres puedes hacerlo lo más lento posible para que la costura salga derecha y lo más parejo que se pueda. En cambio, con la máquina, debes tener sumo cuidado al usarla, ya que los rebotes de la aguja son bastante rápidos y puede haber un accidente. Todo depende de su jurisdicción.

Sobre el ruedo que hicimos antes, colocaremos un pedacito de tela sobre los tres lados, del mismo largo de ellos y comenzaremos a coser de manera que cubra la tela inicial. Esto es para darle un poco más de detalle y se vea más bonito; dicha telita debe ser fina, solo del tamaño del ruedo y, para más vistosidad, que sea de otro color que vaya acorde con la tela y la cocina.

Arreglas distintos detalles por ahí y por allá, agregas las cosas que quieras, que si bordados y cosas así, y finalmente pasas a darle las costuras finales para que esté totalmente lista.

                     cortina original para cocina

Montarlas y a lucirlas

Luego que de que ya estén bien cosidas y firmes, pasamos a la etapa final, que sería la adaptación en los espacios queridos. Instalaremos los tubos con un par de tornillos en cada uno y unos coditos de ferretería, pero antes de montar el tubo por ambos lados, pondremos la cortina agarrándola de los hilitos que hicimos precisamente para eso. ¡Y ya! Tus cortinas están listas para que hagas pasar a tus visitas y les enseñes tu creación.

Te Recomendamos mirar los siguientes artículos:



Deja un Comentario

Leer más
Imágenes de Cocinas Rusticas Modernas

Si los usuarios de un hogar deciden que el estilo de su casa sea rústico al igual que la decoración...

Cerrar